Seleccionar página

MOÑO DE MONTEHERMOSO: Veamos lo que nos dice sobre este peinado Ana Belén Talles de la Universidad Autónoma de Madrid en su artículo “Indumentaria de Montehermoso” (Revista Narria: Estudios de artes y costumbres populares 23-24 (1981)Aunque en los primeros tiempos el peinado, según Abundio Pulido, consistía en recoger todo el pelo atándolo a la coronilla con una cinta negra de “hiladillo” que se llamaba “tranzaera” y que podía alcanzar 2 m. de longitud. Después sobre el punto donde se ata la «cola» resultante se colocaba una especie de trampa -que recuerda al peinado lagarterano- llamada «moña», hecha de lana negra.Este peinado cambiaría en las primeras décadas de nuestro siglo, introduciendo tres hermanas de Montehermoso, que salieron a recoger aceituna a Malpartida de Plasencia, el peinado de la mujer chinata que estaba formado por el rizo y un moño bajo, que en Montehermoso llaman corruco, pudiendo ser éste liso o trenzado en ramales. Este peinado consistía en dividir el pelo en dos partes –una anterior y otra posterior- mediante una raya transversal que va de una sien a la otra pasando por la coronilla. Con el pelo de la parte posterior, una vez recogido, se hace un moño alto atado con la «tranzaera» como en el primer caso. El pelo de la parte anterior lo dividen en dos mitades iguales mediante una raya perpendicular a la primera.Este peinado de Montehermoso, con un moño tan alto, no cabe duda de que estaría concebido fundamentalmente como soporte para el tocado ya que rara vez la mujer iba sin el pañuelo, siendo muy frecuente verla con pañuelo y gorra con pañuelo y cobija.”Una canción de ronda de Montehermoso, muestra lo popular que era este peinado: “Bien sé que estás acostada en la cama con tu madre. El rizo en la cabecera y el pensamiento en la calle”